Globalización de las cuentas

La economía global y , en particular, la internacionalización de las empresas, la deslocalización de operaciones, la centralización y la  “verticalización” de determinadas  funciones a nivel global sigue favoreciendo la decisión de muchas empresas de gestionar centralmente  algunas de sus cuentas con presencia en varios países. Fijar en detalle, y revisar regularmente,  los criterios que han de cumplir estas cuentas,  seleccionar el tipo de gestión global  de cliente más adecuada, diseñar un modelo de operaciones de cliente homogéneo a través de las diferentes geografías y promover una cultura que asegure la colaboración de las funciones centrales con las locales son las claves para asegurar que la gestión global de cuentas sea valiosa tanto para el cliente como para el proveedor.