Velocidad de cambio. Las claves de un proyecto transversal efectivo.

La situación actual de “incertidumbre” casi permanente está implicando que los ciclos de vida de los modelos de negocio cada vez son más cortos. Esta reducción marca el nuevo imperativo de la gestión: acelerar la capacidad de reformular e implantar una nueva estrategia.

Una implicación de esta necesaria “aceleración” es que a la “verticalidad” asociada a la gestión tradicional del negocio , a través  principalmente de la organización jerárquica, se superpone la “horizontalidad” inherente a los procesos de transformación, normalmente a través de proyectos  que involucran a todas las funciones de la compañía. John Kotter describe magistralmente esta doble dimensión en un artículo publicado en Noviembre de 2012 (“Accelerate”) donde propone la simultaneidad de dos “sistemas operativos” en la empresa para dinamizar la capacidad de adaptación que se demanda a las empresas actuales.

Como muestra de esta creciente tendencia, posiciones como Dirección de Transformación, Dirección de Innovación, Dirección de Productividad y Mejora, por mencionar algunas, ya se han instalado prácticamente en todas las empresas grandes y medianas y es rara la empresa o unidad de negocio que no gestione un portfolio de proyectos transversales con similar relevancia, en algunos casos, a las líneas de negocio operativas.

10 CLAVES PARA ASEGURAR EL ÉXITO DE UN PROYECTO TRANSVERSAL

En mi opinión, un proyecto transversal ha de cumplir 10 criterios para tener éxito:

  1. RESPONDER a una necesidad de negocio. Claridad en el “por qué” más que en el “qué” o “cómo”.
  2. CONTAR con un respaldo visible y tangible de la alta dirección. Esto incluye la disposición a ceder el tiempo de los mejores colaboradores.
  3. SER gestionado por un equipo de proyecto cohesionado, diverso y comprometido.
  4. DEFINIR claramente los roles en el equipo de proyecto.
  5. DISPONER  de un presupuesto propio.
  6. SER ejecutado con rigor y control (indicadores y cuadros de mando).
  7. GESTIONAR  el componente emocional y contar con espacios propios.
  8. TOLERAR el  error, compensando con mentalidad de rapidez y velocidad en cambiar de rumbo cuando sea necesario.
  9. COMUNICAR con regularidad y a todos los niveles la evolución y progreso del proyecto, con especial énfasis en los éxitos tempranos (“early wins”).
  10. CELEBRAR Y RECONOCER públicamente los logros.

Como  analiza Luis Huete en su artículo sobre liderazgo lateral, donde describe  algunos enfoques para aumentar la confianza y la colaboración, es posible y viable  desarrollar cultura colaborativa en una empresa lo que apalancaría de forma definitiva la efectividad de los criterios anteriores.

(© 2013 | Juan Miguel Poyatos. Todos los derechos reservados)

4 pensamientos en “Velocidad de cambio. Las claves de un proyecto transversal efectivo.

  1. Pingback: LA GESTIÓN DE PROYECTOS EN GRANDES CUENTAS. PALANCAS DE CREACIÓN DE VALOR | Juan Miguel Poyatos

  2. Su palestra y los conocimientos transmitidos serán muy importantes en mi visión sobre el negocio, aunque mi tema sea protección patrimonial, una vez que los conceptos posan ser aplicados en qualquier proceso. Con responsabilidad, hiceste un resúmen de facil absorción por persona de diveersos niveles.
    Una lástima não poder tener una cópia de tu palestra …
    Reciba mis congratulaciones.
    Saludo

  3. Estimado Juan, me gustaría felicitar y darle las gracias por exclarecedora presentación que nos abrió los horizontes a la invitación de transfromação que nuestro presidente John Santa Maria hizo en la última Junta de Comunicação do Grupo Femsa.
    Sus posiciones eran como fertilizante para recibir las directrices que conduzcan, sin duda, nuestra CIA para un futuro brillante y próspero.

    Muchas gracias!

    Saludos,
    Alex Manduca (Brasil)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *